Cajas de guarda o porta Rosario

La caja de guarda del Santo Rosario es el recipiente destinado a cuidar este valioso elemento de nuestra fe católica, instrumento que nos dejó María para predicar su salterio. La caja – también conocida como rosariero – no sólo permite el resguardo del Rosario en un sitio determinado, muchas veces se carga también de significados ya sea por la connotación de su contenido o en ocasiones por su origen, como algunas que son reliquias de familia.

Cajas con Rosarios

¿De qué se fabrican?

La variedad de materiales es mucha, no obstante, las más comunes son las de madera y metales, estos últimos han sido sustituidos con la modernidad por símiles hechos de resina pintada en colores metalizados que logran aspectos muy hermosos, sin embargo, no son tan resistentes como sus antecesoras de metal que proyectan resistencia y evocan otros tiempos. 

Algunos son muy simples, otros son piezas artísticas en ocasiones hechas en materiales preciosos, no obstante su importancia real se atribuye a su valor espiritual y no material.

Cajas únicamente (Cajas sin Rosarios)

Significado de la caja del Rosario

La caja como elemento de guarda puede encriptar muchos símbolos vinculados al cuido de nuestra fe, como reflejo del amor de María a la humanidad al entregarnos el Rosario como herramienta de proclamación y alabanza que traduce nuestros ruegos al señor por sus bendiciones. No es de extrañar que muchas personas tengan las cajas de guarda del Rosario como objetos de gran valor personal y al abrirlas sientan que esparcen un poco de su significado que evoca la preparación para orar el Rosario y la esperanza de atraer hacia nosotros las bendiciones que ello representa.

Una caja también significa orden, un sitio donde resguardar y cuidar nuestro Rosario de todo el ambiente que le rodea brindándole también una forma de destacarse en el espacio y objetos que le rodean. Así siempre sabes dónde se encuentra y lo tienes a mano a la hora de la oración.

Las familias guardan recuerdos y muchas cajas de Rosario son ese recuerdo de generaciones pasadas que asumen un valor añadido cuando hay la memoria de una madre o abuela que cuidaba dentro de ella su Rosario de oración. Muchos de ellos fueron seres que ya se han ido y cuyo recuerdo llega hasta nosotros con sus objetos más representativos que guardaron y transmitieron a su descendencia, en ocasiones como símbolo del amor, devoción y hasta resiliencia, enseñándonos que la vida continúa y se evidencia en la tradición familiar, creando incluso oportunidades para compartir las historias de estos objetos familiares con sus hijos y nietos en quienes se va sembrando el amor a Dios. Estos objetos pasados entre generaciones nos conectan con la vida distante de nuestros antepasados a través de una misma experiencia religiosa que crea una conexión más allá de sólo un nombre, un puente de unión a través de las cosas que importan.

Es así como la caja del Rosario evoca nuestra memoria de nuestros logros en la fe, reencontramos con episodio que nos han marcado, el deseo de ser bendecidos. Su apertura es el paso revivido que antecede a un estado de meditación y comunicación con Dios, su contenido más genuino: el amor de María. 

Un Rosario en su caja es por todo lo antes explicado un regalo perfecto ya sea para celebrar un sacramento o en cualquier ocasión donde desees manifestar afecto y otorgar a otro lo que para ti simboliza.


Aquí se muestran una serie de elementos que están disponibles libremente en Amazon, le sugerimos revisar su descripción, opiniones de otros compradores y en caso de dudas o consultas sobre ellos diríjase directamente al vendedor en ese sitio, nosotros no distribuimos o vendemos directamente estas prendas ni tenemos que ver con su estado ni distribución.

Gracias por visitarnos