Letanías

¿Qué son las letanías y cómo se rezan?

Las letanías, palabra proveniente del griego Litaneia que significa súplica, también se les suele llamar letanías Lauretanas (Creadas en el Santuario de Loreto, Italia en el año 1500) no son más que invocaciones, es decir, una serie de súplicas o recursos de afecto y confianza en la Virgen María para llevarnos  al encuentro con Jesucristo. 

Estas súplicas se han incorporado en muchas formas de rezar el Rosario, se hacen formalmente de manera ordenada cuando finaliza el rezo del Santo Rosario. También pueden ser rezadas cuando se necesite ayuda de Dios en cualquier momento de nuestras vidas.

Origen de las letanías

Las primeras letanías aparecidas en el siglo VII fueron dedicadas a los santos y posteriormente a partir del siglo XV y XVI son dirigidas a la Virgen María, iniciadas en el Santuario de la Virgen de Loreto en Italia como letanías Lauretanas. En el transcurrir del tiempo los diferentes Papas han estado agregado nuevas advocaciones, llegando a la actualidad cuando a mediados del año 2020, el Papa Francisco adjunto tres nuevas letanías que son “Madre de la Misericordia”, “Madre de la Esperanza” y “Consuelo de los Migrantes”.

Frases que conforman las Letanías

Señor, ten piedad.

Respuesta: Señor,ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Respuesta: Cristo,ten piedad.

Señor, ten piedad.

Respuesta: señor,ten piedad.

Cristo óyenos.

Respuesta: Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

Respuesta: Cristo escúchanos.

Padre Celestial que eres Dios. 

Respuesta:Ten piedad de nosotros.

Hijo que eres Dios. 

Respuesta:Ten piedad de nosotros.

Espíritu Santo que eres Dios. 

Respuesta:Ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad que eres un solo Dios. 

Respuesta:Ten piedad de nosotros.

Se debe contestar, ruega por nosotros, al finalizar las siguientes invocaciones:

Invocación: Santa María. 

Respuesta: Ruega por nosotros y así sucesivamente.

Invocación: Santa María.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Santa madre de Dios.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Santa virgen de las vírgenes.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre de cristo.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre de la iglesia.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre de la Misericordia.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre de la divina gracia.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre de la Esperanza.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación:Madre purísima.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre castísima.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre intacta.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre incorrupta.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre amable.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre admirable.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre del buen consejo.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre del Creador.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Madre del Salvador.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen prudentísima.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen digna de reverencia.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen digna de alabanza.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen poderosa.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen clemente.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Virgen fiel.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Espejo de justicia.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Trono de sabiduría.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Causa de nuestra alegría.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación:Vaso espiritual.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Vaso honorable.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Vaso insigne de devoción.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Rosa mística.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Torre de David.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Torre de marfil.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Casa de oro.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Arca de la alianza.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Puerta del cielo.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Estrella de la mañana.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Salud de los enfermos.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Refugio de los pecadores.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación:Consuelo de los migrantes.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Consuelo de los afligidos.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación:Auxilio de los cristianos.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de los ángeles.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación:Reina de los profetas.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de los patriarcas.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de los apóstoles.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de los mártires.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de los confesores.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de las vírgenes.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de todos los santos.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina concebida sin pecado original.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina elevada al cielo.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina del santísimo rosario.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de las familias.

Respuesta: Ruega por nosotros.

Invocación: Reina de la paz.

Respuesta: Ruega por nosotros.

A continuación de las letanías se suele rezar:

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. 

Respuesta:Perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. 

Respuesta: Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. 

Respuesta:Ten piedad y misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios. 

Respuesta: Para que seamos dignos de alcanzar  las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Para finalizar se reza ésta oración:

Te rogamos nos concedas, Señor nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la siempre bienaventurada Virgen María, líbranos de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

Gracias por visitarnos