Rosario de los fieles difuntos

El Rosario de los Fieles difuntos es una de las Formas del Santo Rosario más conocidas dado la importancia que reviste.

En algún momento de nuestras vidas tendremos que despedirnos de un familiar o un amigo muy queridos que hayan fallecido recientemente, no solamente presentándonos en el acto del velorio a expresar nuestro dolor por esta pérdida y/o acompañándole hasta su posterior sepelio, sino también ayudándolo de manera espiritual a entregar su alma ante Dios mediante una serie de oraciones que demuestren nuestra fe de que el señor guiara su alma para ser purificada en el purgatorio y así mediante su luz divina le lleve al paraíso eterno que le espera a quien obra con justicia siguiendo los preceptos del creador.

Sirven así los rezos del Rosario para los fieles difuntos en la religión católica para establecer un tipo de comunicación entre el alma del difunto y los sentimientos de los familiares quienes desean ayudarlo a seguir su camino en esta transición hacia la vida eterna. Al rezar el Rosario por una persona fallecida, no solo pedimos por el alma del difunto(a), sino también recordamos algunas de las virtudes o semblanzas de esa persona, al igual que acompañamos a los familiares en su dolor por su pérdida.

¿Por qué se debe rezar el Rosario después de fallecida una persona? 

Las almas que llegan al purgatorio, lugar de paso antes de acceder al paraíso, necesitan en su trayecto ayuda espiritual para purificar y eliminar los pecados cometidos que no hayan sido expiados ni perdonados. Esto se hace mediante una indulgencia plenaria a través del rezo del Santo Rosario para difuntos en familia o con la comunidad presente en el acto.

Es en este momento que la Santísima Virgen María intercede ante Jesucristo por las almas de los pecadores que se encuentran en el purgatorio y las ayuda a subir al cielo.

¿Cómo se inicia el Rosario para difuntos?

Estas oraciones pueden iniciarse durante el funeral en el momento de permanencia del cuerpo presente seguido por el inicio de un Rosario para el novenario de los difuntos celebrado al día siguiente al acto del sepelio, pudiendo ser realizado en la Iglesia de la parroquia o en la casa del difunto(a); siendo que cualquier hogar o espacio puede dar cobijo a quienes ofrecen el Rosario por el alma de nuestro hermano fallecido para pedirle a Dios, que con sus manos amorosas, reciba esta alma necesitada de su misericordia, le perdone todos sus pecados y le dé el descanso eterno.

El sitio donde se efectúa el novenario para ofrecer los rezos del Santo Rosario para los fieles difuntos debe contar con un ambiente adecuado, donde los acompañantes al rezo se encuentren en un espacio cómodo para dedicarlo a la memoria de la persona fallecida y les permita la meditación de los misterios del Santo Rosario. En este lugar se puede colocar un pequeño altar con alguna imagen de la Virgen o un crucifijo, unas velas y algunas flores. El otro sitio para la realización de este novenario de difuntos o Rosario luctuoso, sería en una Iglesia.

También estas oraciones pueden ser dedicadas por un día o una semana hacia aquellas personas fallecidas meses o años atrás, recordadas con amor por sus familiares, cuyas almas fueron al encuentro y ya están en la Gloria de Dios Padre.

En ambos eventos debe existir una persona o guía encargada de dirigir la lectura de los misterios y las oraciones que acompañan este rezo.

Al rezo del Rosario se incorporan sus Misterios, según el día correspondiente de la semana, que irán acompañados de una serie de oraciones y letanías para pedir por los difuntos.

GUÍA para rezar el Santo Rosario de Difuntos PASO A PASO ✝ por día

Todo el rezo del Rosario para difuntos lo podrán leer paso a paso según el día correspondiente y a modo de guía que puedan imprimir en los siguientes enlaces o en nuestra sección de descargas ubicada en nuestro menú superior:

Textos de Ayuda y Referencia

Algunos textos que pueden servirle de orientación:

Gracias por visitarnos