Oración por los Médicos

La mayoría del personal sanitario cumple cada día con entrega la labor cristiana de atender al enfermo.

Son los médicos, enfermeras, laboratoristas, estudiantes de las ciencias de la salud y resto de personal sanitario ejemplos de servicio hacia los demás cuya vocación vimos de manifiesto desde el inicio de la pandemia del covid 19 en la que murieron durante el primer año y medio un número desproporcionado de trabajadores sanitario, con cifras realmente no conocidas, que la organización mundial de la salud estimó tal vez en 115.500 personas.

Este personal vivió durante esta pandemia una carga muy grande sobre sus hombros, arrastrando con ello parte del peso de la Cruz de Cristo, dejándose la piel por los demás ante un enemigo invisible, un virus que originó millones de muertes, abandonando las horas de sueño, arriesgando su salud y hasta la de sus seres queridos por acudir al auxilio de los miles de enfermos a los que tocó este terrible trance de la infección por el coronavirus.

Rogamos a Dios velar por nuestros médicos y demás personal sanitario, cuide por la salud de su cuerpo y de sus almas, les brinde consuelo ante los dramas vividos, mantenga a sus familias seguras, les de luces en la oscuridad que les guíen en su labor, permita que reciban un trato digno y asegure sus vidas.

Pedimos por aquellos que han enfermado para que se restablezcan y por aquellos que han fallecido para que su alma viaje de la mano de Jesús al reino del Padre.

Te rogamos Señor por quienes han dejado este mundo en esta lucha por asistir a los enfermos y permitir el funcionamiento de nuestros hospitales: médicos, enfermeras, laboratoristas, estudiantes de ciencias de la salud, terapeutas, personal de limpieza, secretarias, auxiliares, voluntarios, vigilantes y otros trabajadores asistenciales.

Señor, seguros estamos que en tí reside su fuerza y extraordinaria voluntad puesta de manifiesto en su precioso servicio al prójimo, que les plenificas de sabiduría a través del Espíritu Santo.

Paz al alma de todos aquellos que murieron en esta lucha, que se abran las puertas del cielo y brille para ellos la luz perpetua en el reino de nuestro señor. A sus familiares, que Dios les brinde consuelo por tan terribles pérdidas y les conceda paz.

San Juan Pablo II con motivo de un Congreso de médicos católicos, redactó la siguiente oración con el fin de que los médicos pudieran rezarla para rogar a Dios que les auxilie en su trabajo.

Hoy día, después de su muerte, esta oración católica puede ser una poderosa ayuda para cualquiera que atiende a personas enfermas y necesitados:

Juan Pablo II
San Juan Pablo II

Gracias por visitarnos