Devotos del Santo Rosario

Ha sido importante, a través de los siglos, la divulgación y devoción a María expresada por los Papas mediante documentos papales o encíclicas sobre el Santo Rosario que nos recuerdan la importancia de la oración como una forma de llenar el corazón cristiano de la palabra de Dios, fortalecer la fe cristiana y alimentar nuestra paz espiritual.

Entre los Papas más asiduos en recordar a los fieles cristianos el mantener viva la devoción de rezar el Santo Rosario tenemos:

El Papa Pío V

San Pio V – Autor: El Greco

(1566-1572) Antonio Michele Ghislieri, quien ante los descubrimientos de aquella época de nuevos continentes a los cuales había que evangelizar y la invasión de los Otomanos a Europa, comenzó a extender la fe católica mediante la devoción al Santo Rosario en todas sus congregaciones. Por ello a partir de la victoria cristiana en la Batalla de Lepanto el 07 de octubre de 1571 estableció ese día como la fiesta de Nuestra Señora de la Victoria, siendo posteriormente su sucesor el Papa Gregorio XIII (1572-1585) Ugo Buoncompagni quien cambió el nombre de estas festividades por la de Nuestra Señora del Rosario diciendo que ésta herramienta fue ofrendada desde el cielo por la intercesión de la Santísima Virgen María para implorar por los pecados cometidos.

Papa León XIII

Papa León XIII
Papa León XIII

El denominado “Papa del Rosario” (1878-1903) Vincenzo Gioacchino Raffaele Luigi Pecci o Papa León XIII, escribió durante su largo Papado, una serie de encíclicas o documentos pontificios sobre la devoción mariana al rezo del Santo Rosario. En ellos manifiesta la importancia del Rosario como un medio de invocación, protección y auxilio ofrecido por la Virgen María a todos los cristianos por ser ella nuestra madre auxiliadora y consoladora. Anunció que a los fieles cristianos que recen con devoción el Rosario con todos sus misterios y letanías Lauretanas, les será concedido las indulgencias. Estableció rezar diariamente en todos los templos marianos el Santo Rosario durante el mes de Octubre y fue ferviente impulsor de su rezo en familia.

El Papa Pío XI

Papa Pio XI

(1922-1939) Achille Damiano Ambrogio Ratti fue pontífice entre la reciente finalización de la primera guerra mundial y el preámbulo de la segunda guerra mundial, donde existió una serie de conflictos sociales, desigualdades raciales y la presencia del comunismo, en donde la Iglesia Católica desempeño un papel importante contra estas ideologías que no aceptaban la fe cristiana. Decía el Papa en su última encíclica de Septiembre 1937 “Ingravescentibus malis” que al rezar el Rosario tenemos un recurso para eliminar los males presentes, alimentar nuestra fe católica al meditar los misterios y por este medio nos ofrece las verdades reveladas por Dios Nuestro Señor.

Papa Pío XII

Papa Pio XII

(1939-1958) Eugenio María Giuseppe Giovanni Pacelli quien, en su Papado durante la segunda guerra mundial, estuvo envuelto en una serie de controversias en cuanto a su actitud y reacción en contra de los Nazi, las cuales afectaron a la Iglesia Católica. Al eliminarse esos eventos desastrosos que sumió a la mayoría de las poblaciones del mundo en su mayoría europeas, en un estado de postración y miseria, es cuando Pío XII, promovió la devoción a la Virgen María e invitó a todos los católicos a elevar sus ojos nuevamente a nuestra Madre Misericordiosa, mediante las plegarias y suplicas al Santo Rosario para así aliviar las penas y sufrimientos.

Papa Juan XXIII

Papa Juan XXIII

(1958-1963) Ángelo Giuseppe Roncalli el encargado de unir a la Iglesia con el mundo moderno al iniciar una serie de reformas laborales en el Vaticano, así como la revisión del Código de Derecho Canónico. También escribió una encíclica sobre el rezo al Rosario donde alentó a los fieles a rezar esta piadosa practica al considerarla como una oración meditada de los misterios desde la encarnación a la resurrección de Jesucristo, llena de sabiduría y fuente de inspiración para la vida cristiana. Es en sí una plegaria pública y universal necesaria para cubrir las necesidades de las naciones, la Santa Iglesia Católica y el mundo en general.

El Papa Pablo VI

Papa Pablo VI

(1963-1978) Giovanni Battista Enrico Antonio María Montini. Durante su Pontificado inicio una serie de reformas renovadoras de la Iglesia Católica superando y ampliando las políticas de sus predecesores. Fue considerado como un devoto mariano al expresar en el Concilio Vaticano II que la Iglesia debe fomentar el culto a la Santísima Virgen María y mantener su devoción mediante la piadosa practica del rezo al Santo Rosario sobre todo durante todo el mes de Octubre, ya que es una forma de agradar a la Madre de Jesucristo, conseguir la gracia del cielo y alimentar la fe en la Iglesia al contemplar los misterios. También dejo plasmado que el Rosario nos lleva a dialogar con fascinación a la Virgen y que a través de su educador estilo evangélico seamos más cristianos para así establecer nuestra fe en Jesucristo. Esto es así, siempre y cuando recemos pausadamente el Rosario con reflexión y meditación de los misterios basados en la vida de Jesucristo. Por lo tanto, el rezo al Santo Rosario armoniza con la Sagrada Liturgia y debe ser considerada como una oración con una belleza esencial capaz de atraer a los fieles al momento de rezarla y que esta le da la tranquilidad ansiada.  

Papa Juan Pablo II

Papa Juan Pablo II

Es recordado por su gran devoción a la Virgen María y al Santo Rosario, siendo considerada por él como su oración preferida por ser una oración contemplativa, fácil, sencilla, rezada por todos los fieles cristianos para pedir la paz espiritual y un modo de ofrecerles a las almas cristianas un escalón para subir al cielo.

El 16 Octubre del año 2005 publica un documento que es la Exhortación “Rosarium Virginis Mariae” en donde incluye un nuevo misterio en la forma de rezar el Santo Rosario que son los misterios luminosos, debiendo rezarlos los días Jueves, concentrando en estos misterios parte de la vida de Jesucristo que no eran contemplados en los otros misterios. También dijo que el pensar atentamente y rezar con devoción y fe los diferentes misterios se convertía en una conversación con Jesucristo a través de la Virgen María que nos lleva hasta él y por él se llega al Espíritu Santo para así acceder a nuestro Padre, siendo igualmente un bálsamo de paz para unir a todas las familias que recen el Santo Rosario.

Papa Benedicto XVI

Papa Benedicto XVI

(2005-2013) Joseph Alousius Ratzinger de origen Alemán, es el Papa quien después de ocho años de pontificado decidió renunciar de manera voluntaria y libre a su papado el 11 de Febrero 2013. Domina a la perfección seis idiomas y durante su Papado escribió varias encíclicas y exhortaciones apostólicas. En algunas de sus intervenciones dijo que al rezar el Rosario colocamos nuestros corazones en Jesucristo al igual que en la Virgen María, siendo una obra de perfección y contemplación del hijo de Dios el meditar los misterios y rezar las Ave Marías donde vocalizamos los pasos de Jesucristo en este mundo desde su encarnación, muerte en la cruz y posterior gloriosa resurrección; todo ello con la participación de la Virgen María.

El Papa Francisco

Papa Franscisco

(Desde el 2013) Jorge Mario Bergoglio Argentino de nacimiento, fue ordenado como Sacerdote Jesuita en el año 1969 y el cual sucede a Benedicto XVI al renunciar este en el año 2013 escogiendo su nombre pontifical como Francisco. A mediado del año 2020 introdujo tres nuevas letanías Lauretanas en el rezo del Rosario: “Madre de la Misericordia”, “Madre de la Esperanza” y “Consuelo de los migrantes”.

Gracias por visitarnos